85 millones de tapas al mes

85 millones de tapas al mes

Publicado:15-06-2017

Desde que ingresó a Mercoplast, Javier Fariña apostó a la perseverancia como camino hacia el éxito. El hoy Gerente de Producción habla de su experiencia.

 

Javier Fariña fue contratado para cubrir una vacancia en servicios generales. “El trabajo era intenso para ese cargo y era el puesto con  mayor rotación”, recuerda.

Uno de los más importantes logros de aquel entonces fue “ingresar a Fortín y Tres Leones, aparte de ser el proveedor de tapas de EMCESA en aquella época donde utilizaban 15 millones de tapas al mes sin parar”, explica el recién ascendido al cargo de Gerente.

“Luego se vino la conquista del mercado exterior iniciándose con MEPLAST, una sucursal propia de distribución en Brasil. Los clientes fueron conociéndonos y enseguida logramos ingresar en otros mercados inclusive nuestra fama era tal que llegamos hasta Venezuela”, afirma.

Pero es no fue solo producto del esfuerzo humano, también de la inversión ya que “para lograr todo lo citado anteriormente y poder competir, en el 2007 se comenzó a equipar la planta con máquinas SACMI de origen italiano, una compresora y una lainadora-cortadora”, afirma Javier.

Más logros comerciales fueron posibilitando la adquisición de otras maquinarias más de origen italiano, canadiense, americano y alemán, “porque debíamos mantenernos en  calidad y cantidad de producción para no arruinar nuestro prestigio”.

 

La capacidad de producción habla por sí sola

“Hoy en día contamos con una capacidad de producción de más de 85 millones de tapas al mes”, afirma con orgullo Fariña. Tropiezos y logros fueron forjando el camino de lo que hoy es una exitosa empresa.

“Gracias a nuestro profesionalismo liderado por el sr. Blas (Reguera), pudimos superar las dificultades y llegar a ser lo que hoy somos, repito, gracias al grupo humano selecto de la época y de la actual”, indica.

 

El secreto para aguantar en momentos difíciles y saborear la victoria

“Cada persona es distinta tanto física como psicológicamente,  tal vez se aprenda, pero como dice el slogan de nuestro Grupo (Barr), esto se HACE  con profesionalismo, responsabilidad y algo de obstinación inteligente”, responde el Gerente de producción de Mercoplast.

“Se tiene que poder, NO PUEDE SER… se tiene que poder, luego viene el logro y la satisfacción de haber logrado algo que pintaba como imposible para otros.  Y así sucesivamente”, insiste.

“Desde mi punto de vista creo que si se aguanta, se hace costumbre. Problemas siempre habrán; estamos aquí  para buscar soluciones”.

 

La importancia de tener un líder

Al ser consultado sobre lo que lo ayudó a seguir adelante ante las dificultades, afirma que lo motivaban “el entorno y sobre todo el director (Blas Reguera); su pensamiento y humildad”.

“No olvido cuando me llamó en la oficinita de madera en aquel entonces, a preguntarme si que nombre me llamaría más la atención o me gustaría más si fuese un cliente o comprador. Eran entre Taurus, otros nombres más y por último Yamasuki. Le dije: Yamasuki”, recuerda.

Ante esta anécdota lo que Fariña rescata es que: “No es que me acuerde que se haya elegido el nombre, sino que siendo él el director y yo uno de servicio general, escuchó mi opinión, prestó atención, y así fue siempre; consultando, aprendiendo de él y él de nosotros, haciendo diferente las cosas”.

“En pocas palabras y como se dice en la jerga del pueblo “icalidad pe tipo”. Es optimista, sencillo, y poco paciente. Roces siempre habrán, pero es por eso que sigo o seguimos aquí, por eso ya hicimos el Grupo Barr”.

"Mi deseo es que sigamos mucho más adelante ya que las barreras solo nosotros las ponemos", finaliza.